esplendor hoteles boutique 
Recepción  (+54 2902) 492 485
 RESERVAS  (+54 11) 5217 5799
check in
check out
Habitaciones  
Adultos  
Niños  

SITIOS DE INTERÉS

SITIOS DE INTERÉS

SITIOS DE INTERÉS

Supongamos que usted llega a El Calafate y a las dos de la tarde ya está instalado en el hotel. Le quedan unas cuantas horas para recorrer, pero no son suficientes como para tomar una excursión. Entonces, una buena opción es conocer la ciudad desde arriba. ¿Cómo? Cerca del centro de El Calafate, una de las últimas novedades es una aerosilla que se eleva hasta la cima del Cerro Huyliche para tener una vista panorámica de la ciudad y sus alrededores, que incluye el Lago Argentino, el Parque Nacional Los Glaciares y los imponentes cerros Fitz Roy y Torre. En la cima, además, está Calafate Mountain Park, un centro de actividades que funciona todo el año. Durante el verano, se puede andar en 4x4, kayak o cuatriciclos, entre otros; en invierno, hay esquí y muchos otros pasatiempos en la nieve, como el divertido tubing, un gomón que se desliza cuesta abajo en velocidad.


Otra de las novedades cercanas al pueblo es Glaciarium, un museo y centro de investigación del hielo y los glaciares. Fue inaugurado en 2011 y está situado cerca de la entrada a la ciudad. Los vasos, la barra, las mesas y los sillones están íntegramente fabricados con hielo glaciar. Pero más allá de beber un trago en un lugar único en Sudamérica, el museo es muy instructivo. El tip: visitarlo antes de ir a los glaciares. El museo le brindará conocimientos básicos que luego le van a servir para entender mejor y disfrutar más de la visita a las grandes masas de hielo.


GLACIARES

GLACIARES

GLACIARES

Hablar de El Calafate es hablar de los glaciares, principalmente del Perito Moreno, que cuenta con una extensión de 250 kilómetros cuadrados. Enorme ¿no? Y, sin embargo, no es el más grande de la zona, aunque sí el más accesible para el público. No por nada es visitado por más de 400.000 personas por año.

Ante todo, un consejo importante: por más que sea verano, siempre conviene llevar abrigo, sobre todo guantes, especialmente si planea hacer el trekking y caminar sobre el hielo. También es importante contar con buenos anteojos de sol y protector solar. Y no es mala idea llevar binoculares.


Las excursiones, que parten diariamente desde El Calafate cerca de las 9hs y regresan alrededor de las 17hs, lo llevarán hasta una pasarela con tres niveles situada justo delante de los 5 kilómetros de frente que ostenta el glaciar. Se puede decir que hay tres formas de disfrutarlo: una es sentarse y contemplar. Otro plan es caminar sobre el hielo con unos grampones provistos por los organizadores de las excursiones (para esto es fundamental tener un calzado firme y abrigado) y, por último, es posible tomar un catamarán que parte del mirador mismo para acercarse al glaciar e impactarse con el tamaño de la gran masa de hielo.

El Glaciar Upsala, en tanto, es casi tres veces más grande y se lo puede visitar a través de excursiones en barco y, desde 2011, también en kayak, partiendo desde Punta Bandera, a 46 kilómetros de El Calafate. Son varias las opciones para recorrer los glaciares desde el agua. Eso sí: solo de septiembre a mayo. No durante el invierno.


EL CHALTÉN

EL CHALTÉN

EL CHALTÉN

¿Te gustan las caminatas por la montaña, andar a caballo y salir a pescar? ¿Te animas escalar con sogas y arneses? Entonces debes conocer El Chaltén, declarada Capital Nacional de Trekking. Este pequeño pueblo de 2000 habitantes está situado justo al pie del cerro Fitz Roy, un pico que es una meca para escaladores de todo el mundo, ya que el ascenso hasta su cima requiere de mucha preparación. Pero alrededor del cerro, hay un sinfín de posibilidades, desde caminatas auto- guiadas (que pueden durar entre una hora y todo un día), hasta travesías de una semana, paseos en barco, escalada, pesca y mountain bike. ¿Qué elegir? Dependerá de tu tiempo disponible y de tu necesidad de adrenalina. Puedes pasar solo un día y deslumbrarte con sus paisajes, o quedarte una semana y explorar su naturaleza. El Chaltén, queda a 300 kilómetros de El Calafate, desde donde parten regularmente autobuses. El viaje dura aproximadamente tres horas.


GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

A medida que uno desciende hacia el sur de la Argentina, la palabra “cordero” suena más seguido. Es que la carne de este animal es la más tradicional de la región y la que se ofrece en prácticamente todos los restaurantes, sobre todo cerca de Avenida Libertador, arteria central de El Calafate, por donde suelen pasear la mayoría de los turistas.

Allí encontrarás la parrilla más tradicional de la ciudad: La Tablita, que tiene casi 50 años asando corderos a la cruz. También vale la pena elegir otras alternativas, como Casimiro Biguá, otro clásico, donde, además de platos gourmet (no deje de pedir la merluza negra), hay una cava con más de 250 etiquetas de vino. El restaurante abrió, además, otros dos locales cercanos: uno especializado en platos italianos y el otro en parrilla.


Hay muchas más opciones: las pizzas de La Lechuza (imperdible la de centolla al whisky), platos al disco en Isabel, pescados y mariscos en La Vaca Atada, las tapas en el cálido almacén de vinos La Zaina, la atención personalizada de los dueños de Pura Vida, o las increíbles vistas desde algunos locales algo alejados, como Don Pichón, que inclusive tiene traslados desde y hasta el centro de El Calafate.

Y si de paisajes hablamos, imposible no recomendar el restaurante y bar Iglú, situado dentro del hotel Esplendor que además de ofrecer una carta gourmet y variedad de tragos, tiene una insuperable vista a Bahía Redonda y Lago Argentino.

Algunos de estos establecimientos cierran durante el invierno. Lo mejor es siempre llamar de antemano para asegurarse de que están abiertos y reservar la mejor mesa.